Vestuario laboral

Al momento de comenzar a trabajar en alguna empresa, dependiendo del tipo de la misma, te exigirán que utilices algún uniforme para que representes al negocio. Pues, es la manera de tener una organización de todo el personal que trabaja dentro de sus instalaciones, y si es fuera, entonces serás la imagen en movimiento de tu labor dentro de la misma.

 

Es importante cumplimiento del uniforme de trabajo, ya que, así los empleados estarán ahorrando el tiempo que podrían invertir en hacerse la pregunta ¿Qué me pongo para ir a trabajar? Y en muchas ocasiones, cumplen ciertas reglas de higiene y protección para que su desempeño en las tareas laborales sea de mucho más rendimiento.

Además, el vestuario laboral apropiado es una opción para que los empleados no tengan distracciones diarias. Y en ocasiones, existen personas que tienen a confundir lo que debe ser la manera de vestir adecuada para ir a su lugar de trabajo. En el caso de implementar uniformes laborales, la empresa tiene el control de decidir cuál será el vestuario de cada empleado, según sus tareas.

Es importante destacar que el uniforme hace parte de la empresa al empleado, por ello, psicológicamente es beneficioso para la empresa, pues le está dando un pedazo de ella al empleado. La persona lo valorará y tendrá un sentido de pertenencia, lo cual aumentará su lealtad, esfuerzo al trabajar y rendimiento.

Como mencionamos anteriormente, en ciertos casos, el vestuario de trabajo debe cumplir con normas de higiene, sobre todo los que trabajan con servicios sanitarios. Estas personas además de tener una higiene al máximo, también deben tener la comodidad suficiente para que todas sus tareas las realicen de la mejor manera.

Los empleos de servicios sanitarios, mayormente se realizan de pie y pueden pasar muchas horas así. Es importante para el empleado que su comodidad esté primero, este vestuario ofrece la comodidad necesaria para que realicen sus tareas de la mejor manera y protegiéndose de cualquier sustancia que pueda hacerle daño a su cuerpo.

Los servicios sanitarios son: Hospitales, clínicas, limpieza profesional, entre otros.

Cada empresa debe tomar la decisión, que además está en la ley de muchos países; de implementar el uso del vestuario laboral que se le asigne. No solo por ser adecuado, sino que en servicios sanitarios es por protección, comodidad, seguridad e higiene.

Al entregarle a un empleado este uniforme laboral, debe tener la responsabilidad de cumplir con él durante su trabajo y mantenerlo en las mejores condiciones posibles. Es importante para la empresa, para el empleado y para la imagen de los dos, que se cumpla de manera correcta con el uso del vestuario.

Se ha determinado que mientras se mantenga el uso de la ropa laboral correcta, el empleado aumentará el rendimiento de sus tareas diarias.

Los empleados del área de sanidad deben tener un vestuario laboral que sea fácil de lavar, exclusivamente para trabajar, cómodo y ligados directamente con las tareas que realizan.

Dentro del atuendo específico existen variaciones, dependiendo de las tareas que cumplan:

  • Los zapatos son básicos para estas personas que desempeñan su labor con mucho tiempo de pie. La comodidad y la protección son fundamentales para que no existan situaciones no deseadas dentro del área de trabajo. Los de goma o tejidos son unos de los más recomendados, que tengan rebote para las largas distancias caminadas o el tiempo largo de pie. Es importante destacar que los zapatos adecuados deben ser resistentes a algunos líquidos, anti-resbalantes, anti-estáticos. Y deben ser anatómicos o ergonómicos.
  • Gafas protectoras, en el manejo de químicos, sustancias tóxicas o dañinas, y muchos otros casos, es importante proteger la cara con los lentes especiales para este tipo de momentos.
  • Tapabocas, sobre todo para las personas que se manejan en clínicas y hospitales, que existe algún riesgo de enfermedades, hay momentos en los que es necesario utilizar un tapabocas, la recomendación es siempre tenerlo a la mano.
  • Guantes, en caso de manejo de químicos o sustancias, los guantes son una protección. También, para los servicios de limpieza profesional, es recomendable por la higiene que se utilicen estos elementos.

Los detalles del vestuario laboral sanitario también son importantes, nombraremos algunos para que al momento de uniformar a tus empleados los tengas en cuenta:

  • La tela del vestuario debe ser de tejidos transpirables, antibacterianos, antiparasitarios, repelente de líquidos.
  • La talla de los uniformes debe ser adaptada para cada persona, no hacemos nada con un empleado que tenga un uniforme que le quede muy pequeño o al contrario, muy grande. Le debe quedar a la medida de que tenga fácil movimiento en las mangas, piernas, hombros. Debe tener bolsillos para que la persona esté cómoda mientras realice su labor.
  • Lo más recomendable es que el uniforme esté hecho de algodón, en mezcla con poliéster, fibra sintética y con estructura anti-arrugable, para que sea de fácil limpieza y se sienta cómoda al contacto con la piel, además de ser resistente a múltiples lavadas.
  • El máximo ajuste de la vestimenta la deben otorgar cintas elásticas, tanto en la cintura (en caso de las mujeres), como en la pretina del pantalón, así cada persona tendrá la posibilidad de mayor confort.

Existen muchas opciones para que las empresas u organizaciones consigan el vestuario laboral adecuado a este tipo de trabajos, los servicios sanitarios no son fáciles de llevar a cabo, por eso es un deber otorgarle la mayor comodidad posible para que el desempeño de cada uno de los trabajadores sea el mejor.

Desde un médico hasta el personal de limpieza deben utilizar uniformes acordes con sus tareas, el uso adecuado de las mismas permitirá que la empresa transmita que sus empleados le importan, y los mismos estarán agradecidos y se sentirán identificados con su lugar de trabajo.

Deja un comentario