El simbolismo del uniforme

El uniforme: más que una prenda de trabajo

Te levantas, te duchas, desayunas y te vistes para ir al trabajo. ¿Cómo? Pues es muy posible que en el sector en el que trabajes haya un uniforme obligatorio (sector salud, bomberos, fuerzas de seguridad, etc.) o por lo menos, recomendado (estética, hostelería…).

Sea como sea tu ropa de trabajo marca claramente una distancia del tiempo que dedicas a tu actividad profesional del de ocio, tanto para ti como para quienes te ven. Es ropa con personalidad propia que nos posiciona de forma inmediata ante la sociedad.

Los uniformes laborales son prácticos en muchos casos como el del personal de medicina o de cocina, que lo utiliza, entre otras razones, por higiene; o los EPIs (Equipo de Protección Individual) que cumple funciones de seguridad en aquellos trabajos que presentan algún riesgo para la salud de quien los realiza.

Pero en muchas otras ocasiones, el uniforme tiene otra función preponderante: la de ser un símbolo. Es el caso del uniforme policial, por ejemplo, que enseguida relacionamos con la autoridad que se le supone a quien lo lleva y como este, la bata médica en el campo de la salud.

|Sobre el simbolismo de la bata blanca en medicina ya hablamos en este artículo 😉 |

Visto en RCNRADIO

Un ejemplo claro lo encontramos en La Guajira, en Colombia, donde las mujeres del cuerpo policial pertenecientes a la etnia wayúu, adaptan los colores del uniforme a las mantas típicas de su cultura para vestirlas en determinadas ocasiones especiales. Una forma de dotar al uniforme policial de otro simbolismo, el de la cercanía y respeto a la sociedad y la tradición.

 

Y no es algo nuevo. Desde los orígenes de la sociedad, se ha utilizado la indumentaria para distinguir clases sociales o cargos, por ejemplo en la cultura mesopotámica y sus coetáneas guerreros y sacerdotes utilizaban una vestimenta especial para diferenciarse del resto de la población y marcar su prestigio, al igual que los gobernantes.

 

Al igual que supone una diferenciación con respecto al resto de la sociedad, implica también el sentimiento de pertenencia a un grupo. Mientras vestimos el uniforme de un sector en concreto, nos sentimos mucho más implicados en el mismo. Crea conexión entre empleados y reafirma el sentimiento de pertenencia a la empresa.

El uniforme como parte de la imagen corporativa

Y si algo tiene propiedades simbólicas nada mejor que el marketing para sacarles el máximo provecho. Cada vez más el uniforme laboral se convierte en un elemento más de la imagen corporativa de la empresa.

|Hablamos de la importancia del uniforme para la marca, también aquí.|

Se empezó añadiendo al uniforme el logotipo o anagrama de la compañía o marca y ha ido evolucionando hasta emplear los colores corporativos o algún elemento distintivo de la empresa, de forma que se convierte en único y totalmente representativo. Además también siguen ya las novedades y tendencias de la moda y añadir así la modernidad al resto de valores de marca que la empresa quiera transmitir a través de esta plataforma de marketing que llamamos uniforme.

Visto esto ¿te queda alguna duda sobre la relevancia del uniforme? 🙂