¿Por qué usar uniformes de trabajo y ropa de trabajo personalizada?

uniformes de trabajo y ropa de trabajo personalizada

La imagen corporativa es imprescindible para que una empresa logre aceptación por parte del público, para ser reconocida. A nivel empresarial, la imagen que se proyecta hacia el exterior tiene una gran importancia.

McDonalds mantiene sus mismas señas de identidad en todo el mundo, los mismos colores, los mismos diseños, la misma tipografía… lo que hay detrás de todo ello es conseguir que el cliente o el usuario asocie esa determinada imagen de marca con McDonalds, generar engagement, fidelidad.

Esta práctica la llevan a cabo todas las grandes empresas, y es algo de lo que tienen que tomar nota las pymes y organizaciones más pequeñas. Personalizar la ropa laboral transmite una imagen corporativa que diferencia a esa empresa del resto de empresas del sector.

Usar ropa de trabajo personalizada dentro de la empresa tiene numerosas ventajas, y no solo desde un punto de vista práctica, también en la protección de la empresa hacia el exterior. Desde el portal Rafasshop.es puedes incluso personalizar la ropa de tu empresa a través del diseñador online, de muy fácil manejo.

Diferenciarte de la competencia para resultar únicos en el sector

El primer aspecto positivo de la ropa de trabajo personalizada es que actúa como seña identificativa ante los clientes y añade valor a la empresa frente a otras del sector. Pero no solo actúa de este modo, sino que además supone una plataforma de publicidad importante que permite que la marca llegue a más gente, siempre y cuando se introduzca el logotipo o el nombre de la empresa y este sea reconocible.

Esta práctica la llevan a cabo muchas empresas de servicios y reformas. El objetivo no es otro que el de dirigir mensajes subliminales a los usuarios. Si tienes que acudir a una empresa de fontanería porque has tenido un problema en casa, puedes acudir a internet, a una empresa conocida o, dejarte guiar por tu instinto y contactar con la empresa que has visto en algún uniforme.

Un ejemplo muy significativo de esto que comentamos es Desatranques Jaén. Esta empresa se ha convertido en todo un fenómeno en las redes sociales gracias a su impacto en Twitter y la aparición en varios medios. Su imagen es ya reconocible prácticamente en toda España.

La ropa laboral para cohesionar al equipo

En sectores como la hostelería, aunque se repite en otros, personalizar la ropa laboral permite distinguir a los empleados del resto de personas que se encuentran en el establecimiento. Esto no solo es práctico, sino que la empresa ofrece una visibilidad positiva.

Con ello transmite una imagen de profesionalidad, rapidez, buena calidad y especialización hacia los clientes. De algún modo, el uso de uniformes personalizados crea también cierta conexión entre empleados y desarrolla solidaridad, reforzando así el sentimiento de pertenencia al grupo.

Todo esto se traduce en una mayor motivación del personal hacia la empresa en la que trabajan y en mayor productividad si se acompaña esto de buenas condiciones laborales.

Consolidar la marca, ofrecer una imagen moderna de la empresa

La visibilidad que da el uso de uniformes personalizados en una empresa consolida su imagen de marca. Con esta práctica no solo se consigue distinguir la empresa de los competidores, también se gana en modernidad en la imagen que se refleja.

Las empresas de servicios que no utilizan uniforme y en la que los empleados van vestidos cada uno de un modo distinto proyectan una imagen un tanto desaliñada, de poca seriedad, muestran poco interés por hacer llegar a los clientes los valores corporativos de ese grupo o marca.

Cuando una empresa decide implementar el uso de uniformes de trabajo personalizados lo hace como parte de un proyecto de identidad corporativa. Los uniformes, si no incluyen ese logo personalizado o el nombre de la empresa, no dejan de ser una prenda de vestir más, ropa laboral al uso.

En CamisetasRoly.com, que actúa como mayorista de ropa, encontramos una amplia variedad de prendas de ropa para personalizar, con precios especiales para mayoristas y pedidos grandes adaptados a todo tipo de sectores.

Dejar a un lado los protocolos de vestimenta

Un último aspecto de los uniformes personalizados en el trabajo es que permiten olvidar los protocolos de vestuario o las normas de vestimenta. Establecer unas normas de este tipo requiere de un gran esfuerzo.

En una empresa pueden convivir empleados muy eficaces que en su día a día no vistan acorde a la imagen que quiere proyectar la empresa y otros en cambio que sí se ajustan con fidelidad a las recomendaciones de la empresa pero resultan menos productivos.

El uso de uniformes elimina estos inconvenientes y supone una ventaja para el personal, porque no deben preocuparse de qué ropa ponerse para ir a trabajar cada día y, por otro lado, les aporta un ahorro económico que les resultará más que bienvenido.