¿Cómo puede ayudarte la ropa de trabajo inteligente?

Ropa de trabajo inteligente

Cuando pensamos en industria de los textiles la asociamos casi exclusivamente con la moda y la única variedad que reconocemos en esta área se relaciona con estampados y colores. Sin embargo, esto no tarda en dejar de ser de esa forma, pues aunque suene cliché, la tecnología está dando pasos de gigante, incluso en este ámbito, y la prueba de ello es la ropa inteligente.

Esta modalidad  no solo puede ser de gran utilidad en el mundo de la ropa deportiva y la ropa de uso frecuente, sino que también se prevé un auge importante en lo que a ropa laboral se refiere porque puede tener una función preventiva en el caso de trabajos que impliquen ciertos riesgos para el personal de una empresa.

¿Cómo funciona la ropa de trabajo inteligente?

Los avances tecnológicos están concentrados en el desarrollo de tejidos que tengan una reacción como respuesta a algunos estímulos, tanto físicos como químicos, que sucedan en el cuerpo. Es así como se han creado textiles que reaccionan, por ejemplo, al cambio de temperatura en el cuerpo, y que sirven para alertar de un problema en ese sentido.

Para las prendas de vestir creadas para área de trabajo, lo que se busca es una perfecta combinación entre la utilidad, la comodidad y la seguridad que les pueda proporcionar a los trabajadores.

sudadera-inteligente-ok

¿Qué pueden hacer la ropa inteligente?

Hay muchos tipos de textiles, algunos son capaces de responder a estímulos como la temperatura, la luz, el sudor, etc. Los mismos tienen el súper poder de aclimatar a quien lo usa, proporcionándole calor o frío, según sea necesario, o de atacar bacterias a las que estén expuestos los trabajadores.

Con la aplicación de indumentaria de este tipo, podríamos llegar a ejercer actividades mucho más complejas en el entorno laboral con tan solo hacer uso de una ropa diferente y con la implementación de la tecnología en su fabricación, que definitivamente nos mantendrá bajo protección en las situaciones de riesgo o las consecuencias que puedan tener algunas actividades.

Algunas de las características que se podrán observar, de aplicarse esta tecnología en todas las áreas de trabajo -y estamos seguros de que será en un futuro cada vez más cercano- son:

Seguridad:

La ropa inteligente no solo ofrece seguridad por ser un indicador de que algo malo puede estar pasando en nuestro organismo, sino que es un gran aliado en la medicina preventiva,  pues ayuda a detectar un problema desde el mismo momento en que muestra su primera señal de alerta, mucho antes de que llegue a términos mayores. Si esto no hace sentir más seguros y estables a las personas que laboran en una empresa, nada lo hará.

Telas con diferentes funciones:

El material con el que se realiza esta indumentaria es, por supuesto, resistente al agua, permite la transpiración y es anti abrasiva. Además esta tecnología está en pleno auge, así que ahora es que nos falta por ver y serán muchas las funciones que se podrán incorporar y combinar de acuerdo a las necesidades de cada persona que la use.

Telas capaces de autolavarse:

Los tejidos están hechos con hilos antimicrobianos, lo que quiere decir que actúan contra las bacterias, ayudan a eliminar malos olores y rechazan la suciedad.

Ya hay numerosas ideas que hacen uso de las telas inteligentes y que han decantado en ingeniosos productos como lo son:

iTbra, se trata de un brassier o sujetador cuya función es ayudar a detectar  cambios o transformaciones circadianos en las mamas. Los investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, han dicho que el dispositivo tiene un margen de detección efectiva de tumores de un 85%. Los informes de los descubrimientos que se hagan a través de este invento, llegan directamente a un laboratorio.

Emergency Bra-mask, es también un sujetador, pero en este caso la función está nada más y nada menos inspirada e Chernobyl, pues es una mascarilla que actúa contra los gases tóxicos. La mayor utilidad de este tipo de ropa la podrán aprovechar las personas que laboren en sitios con niveles de contaminación muy altos.

Existen otros modelos capaces de realizar electrocardiogramas y los resultados pueden apreciarse a través del móvil del usuario. Pero esta peculiar y muy útil invención también cuenta con modelos que se escapan de ámbito laboral, pero que no dejan de llamar la atención y nos permite observar la magnitud de este avance científico. Los modelos que más resaltan son:

True Love Tester, y como lo indica su propio nombre, su finalidad es de tipo amorosa. Es un sujetador que se encarga de medir el grado de excitación en las mujeres y lo hace por medio de sus pulsaciones. Llegado a un punto muy alto de en la excitación, el brassier procede a desabrocharse de forma automática. Para más información, este modelo también da la oportunidad de conectarse y recibir datos a través de la señal de bluetooth de cualquier teléfono o dispositivo móvil que incluya esta opción.

Ropa de bebés, esta es sin duda una de las mejores aplicaciones que puede tener la ropa inteligente porque promete ser de mucha ayuda para madres primerizas. La creación viene de la mano de la empresa española Rapife, la cual se ha encargado de presentar bodies para bebés que permiten conocer si ha habido un cambio de temperatura en el niño, a través del cambio de color del tejido de la prenda. Por si fuera poco, protege a los infantes de los rayos Uv, mientras que cuenta con unos sensores capaces de captar los signos vitales para determinar algún cambio en el estado de salud  de los pequeños.

Son innegables los sorprendentes beneficios que puede traer la ropa de trabajo inteligente, de hecho ya hay estimaciones que calculan que para 2018 este tipo de tejidos con dispositivos tecnológicos  serán tan aplicados que superará los 135 millones de consumidores.

 

Deja un comentario