Batas de trabajo

Cómo prevenir riesgos laborales mediante el uso de las batas de trabajo

Al hablar de la ropa de trabajo en las empresas no solo nos referimos a proyectar una imagen corporativa confiable hacia la sociedad o de generar sentido de pertenencia en los empleados, el concepto va más allá. Usar este tipo de vestimenta va de la mano con prevenir riesgos laborales, pues se está haciendo hincapié en la clasificación de estas prendas y su uso.

Si profundizamos en el tema y nos enfocamos en los tipos de ropa de protección laboral, nos conseguimos con diversas categorías, entre ellas: ropa contra el calor y el fuego, ropa contra riesgos mecánicos, ropa de protección antiradiaciones así como la ropa de riesgos derivados de la exposición a la intemperie.

Sin embargo, en este artículo queremos detallar la tipología de la ropa de protección laboral frente a los posibles riesgos biológicos. En esta categoría se incluyen a los profesionales que están  inmersos en el sector sanitario y se desempeñan en hospitales, clínicas, laboratorios, farmacias, centros odontológicos, entre otros.

Transmitir una imagen de confianza, profesionalismo, limpieza e higiene hacia los pacientes es de vital importancia, y para lograrlo el primer paso es contar con la ropa sanitaria adecuada. Con el tiempo esta clase de riesgo ha generado alertas como consecuencia del SIDA y la Hepatitis, enfermedades que se transmiten al estar en contacto con la sangre y otros fluidos orgánicos, por lo que es necesario el uso de ropa y guantes resistentes a los líquidos.

Para la elaboración de estas prendas se suelen utilizar materiales no-tejidos que funcionan como barreras, además de los tejidos antibacterianos obtenidos gracias a un agente bactericida aplicado en la superficie de la tela. A la hora de seleccionar un uniforme sanitario se busca un tejido resistente y buen acabado, estas son algunas de las ropas más utilizadas:

*Batas sanitarias y de laboratorio

 

*Casacas sanitarias

*Pantalones sanitarios

*Pijamas sanitarios

*Vestidos y kimonos

*Delantales sanitarios

*Bandanas y gorros sanitarios

* Complementos y calzados sanitarios

¿Cómo vestir si trabajas en un centro sanitario?

En tanto, resulta obligatorio usar las batas de trabajo en cualquier centro sanitario, muy necesarias para proteger y cuidar la piel de los riesgos biológicos y sustancias química que pueden derramarse y salpicar al empleado, pues aunque se tengan excesivos cuidados es inevitable que accidentes laborales como éste ocurran.

Preferiblemente estas batas sanitarias deben ser elaboradas en algodón, ya que en caso de un accidente este material lo absorbe, en cambio, se realizarse con otro tejido puede adherirse a la piel causando ciertas lesiones.

No obstante, tampoco es aconsejable que los trabajadores asistan a su entorno laboral pantalones cortos o faldas, ni medias sintéticas, pues si está en contacto con productos químicos pueden igualmente adherirse a la piel. Llevar zapatos cerrados, preferiblemente sanitarios, y usar el cabello recogido –en el caso de las mujeres- también es importante para cumplir con la seguridad laboral.

Toma en cuenta estas recomendaciones para elegir tu vestuario laboral

*La elección del uniforme la deberá realizar un personal capacitado tomando en cuenta los posibles riesgos de cada puesto de trabajo.

*Los empleados no deben intercambiar sus equipos ni herramientas de trabajo, debido a que están adaptados y ajustados a cada trabajador.

*El uniforme debe ofrecerle al trabajador libertad de movimiento, por lo que se recomienda utilizar la talla correcta, pues, una ropa laboral estrecha puede disminuir sus propiedades aislantes.

*Lo correcto es probar el uniforme laboral dentro del sitio de trabajo antes de comprarlo.

*El empresario debe entregarle al trabajador un folleto informativo con datos referentes al almacenamiento, uso, limpieza y desinfección de la ropa de trabajo.

*Además, se debe elaborar una lista de control tomando en cuenta la participación de los empleados de cada departamento o sector de la empresa, a fin de que analicen los posibles riesgos laborales y cómo prevenirlos mediante la utilización de los equipos de trabajo necesarios.

Sigue estas prácticas en el mantenimiento de tu ropa de protección

*En relación a las prendas de protección se recomienda precisar su tiempo de vida útil tomando en consideración sus características, condiciones en el lugar de trabajo y normas para su almacenamiento.

*Las fibras naturales de la ropa sanitaria se pueden lavar con métodos tradicionales de no estar contaminadas con agentes tóxicos.

*Los trajes de protección contra químicos si requieren de productos y materiales específicos para su limpieza.

*Si una prenda presenta grietas o se desgarra es importante utilizar materiales que posean las mismas propiedades o, de ser necesario, pedirle al fabricante que realice la reparación pertinente.

*Para la limpieza y mantenimiento de los uniformes a prueba de riesgos biológicos se deben seguir las precauciones higiénicas dadas por el fabricante.

*Cuando se trata de labores con maquinarias, por ejemplo, esta ropa de trabajo se debe ajustar al final de las magas, a la vez que los bolsillos y botones deben estar cubiertos.

*En el caso de trabajar en un laboratorio, se recomienda utilizar gafas de seguridad ya que el trabajador está expuesto a sustancias químicas o riesgos biológicos que podrían ocasionar lesiones en los ojos.

*Por otro lado, se debe evitar el uso de lentes de contacto en los laboratorios, pues pueden reaccionar de forma adversa en la vista y causar daños graves.

*Usar guantes de nitrilo también es de suma importancia, con el objeto de proteger las manos de cortaduras, perforaciones o laceraciones producto del contacto con sustancias químicas o calientes.

*Si el trabajador se expone al calor radiante se debe elegir una prenda realizada en un material textil metalizado.

*Si la exposición es a intensas llamas se necesitan trajes de protección con equipos respiratorios. En este punto es oportuno destacar que los trabajadores deben recibir previamente una capacitación sobre cómo usar dichos equipos antes de trabajar y someterse a una situación de esta índole.

*La ropa de trabajo contra radiaciones debe complementarse con equipos de protección respiratoria dados que estos generan una sobrepresión para evitar fugas contaminantes hacia el interior del traje a la par que servirá para mantener la distancia necesaria con respecto a las sustancias nocivas o químicas.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *